¿Cambiamos las chuches por las frutas?

¿Sabías que un estudio reciente ha arrojado luz sobre la relación existente entre la obesidad en la infancia con la aparición de trastornos mentales o de ansiedad en la edad adulta? Según los expertos, el niño que presente obesidad posee un cerebro con características similares a las que se perciben en niños con TOC o con algún síndrome obsesivo con la comida, relacionándose así la obesidad con episodios ansiosos. La importancia e incidencia de la alimentación en el buen funcionamiento del organismos hace imprescindible cuidarla desde épocas muy tempranas. Por eso, adquirir hábitos saludables como la ingesta de frutas es fundamental. A continuación, queremos darte unas sencillas claves que te ayudarán a introducirlas en la rutina diaria aprovechando la época estival ¿Te apuntas?

Qué difícil es a veces hacer que los peques de la casa se decanten por la fruta frente a otros alimentos, ¿verdad? ¿Por qué no aprovechamos todas las opciones de color y sabor que nos ofrece el verano para convertirlas en imprescindibles en sus rutinas a la mesa?

¡Las frutas de verano son una opción estupenda para los más pequeños!

  1. Son de lo más refrescantes, ayudando a evitar la deshidratación.
  2. Tienen un sabor agradable.
  3. Aportan sales minerales.
  4. Proporcionan energía en forma de azúcares naturales.

¿Qué frutas podemos elegir en verano?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.